5 tipos de contenido de microaprendizaje que incluir en tu curso

Publicado el 19/7/2022 por Sierra Rogers y Bruno Peláez

La formación basada en el microaprendizaje es una forma estupenda de transmitir rápidamente nueva información a los empleados. Conoce los cinco tipos de contenidos de microaprendizaje más utilizados e inspírate con esta estrategia de formación

5 tipos de contenido de microaprendizaje

Cuando se trata de formar a los empleados, se pueden adoptar muchos enfoques. Puedes ofrecer sesiones de seguimiento, establecer un programa de tutoría, proporcionar recursos para que los empleados lean de forma independiente, o saltarte todo lo anterior y dejar que aprendan los entresijos de su puesto en el trabajo.

Aunque todas estas estrategias tienen su momento y su lugar, a veces los formadores y los profesionales de Recursos Humanos necesitan una fórmula que suponga poco esfuerzo para transmitir rápidamente la información a los empleados, como en el caso de la formación sobre el cumplimiento de la normativa o la implantación de un nuevo software, por ejemplo.

Cuando esto ocurre, la mejor opción es crear contenido de microlearning o microaprendizaje. El software de microlearning implica sesiones de formación rápidas y centradas que pueden completarse según le convenga al alumno; además, es relativamente fácil para los formadores producir módulos de microaprendizaje. 

¿Te parece una estrategia de formación de la que tu organización podría beneficiarse? Si la respuesta es afirmativa, sigue avanzando para conocer los cinco tipos de contenido de microaprendizaje que deberías plantearte incluir en tu próxima sesión de formación.

5 tipos comunes de contenido de microaprendizaje

  1. Vídeos

Los vídeos de microaprendizaje se utilizan con frecuencia para la formación de los empleados porque son un formato de contenido muy flexible. Por ejemplo, puedes grabar a uno de tus empleados trabajando en un proceso o tarea específica y usarlo luego como demostración para los nuevos empleados, o puedes optar por un vídeo con estilo de presentación que incluya un aspecto visual, como diapositivas de PowerPoint, así como audio de voz.

El tipo de vídeo de microaprendizaje que deberás crear dependerá de tus objetivos de formación. Por ejemplo, los vídeos de tipo presentación funcionan bien para la formación sobre el cumplimiento de la normativa o para educar a los nuevos empleados sobre el funcionamiento de la empresa, mientras que las demostraciones se prestan mejor a la formación relacionada con los procesos o las herramientas.


  1. Simulaciones

Algunas cuestiones se aprenden mejor en situaciones reales, pero no siempre es posible formar a los empleados en el trabajo. La siguiente mejor opción que vamos a ver consiste en crear contenidos de formación basados en la simulación, que utilizan escenarios de la vida real y personajes verosímiles para preparar a los alumnos a manejar situaciones profesionales sin miedo al fracaso.

Por ejemplo, con frecuencia se emplean simulaciones de aviación para formar a los pilotos en situaciones de vuelo de emergencia y para probar sistemas de aviación complejos en materia de seguridad. Los médicos y los profesionales sanitarios también pueden recibir formación sobre cualquier tema, desde la atención preventiva hasta la cirugía invasiva, mediante simulaciones.

Aunque no sean de vida o muerte como los ejemplos anteriores, los equipos de ventas y de atención al cliente pueden utilizar simulaciones para representar diferentes interacciones que experimentarán en el trabajo.

  1. PDF y otros contenidos descargables

Los PDF y otras guías descargables (como los libros electrónicos o las presentaciones de PowerPoint) son uno de los formatos de contenido más utilizados para la formación corporativa. Una de las principales ventajas de este tipo de contenido de microaprendizaje es que los alumnos pueden consultarlo siempre que lo necesiten, lo que está en el espíritu del enfoque “justo a tiempo” del microaprendizaje.

Aunque los PDF y los libros electrónicos no son el mejor formato de contenido para la participación de los alumnos, son perfectos para situaciones como la descripción de procesos relacionados con el trabajo o el almacenamiento de información en la base de conocimientos de la empresa.

Consigue que tu contenido sea más atractivo con los iPDF (PDF interactivos) Una forma de conseguir que los contenidos descargables sean más interactivos para los alumnos es convertirlos en formato iPDF. Los iPDF ofrecen mejores opciones de navegación que los típicos PDF y pueden admitir elementos multimedia como audio, vídeo, GIFs en movimiento, menús desplegables, etc. También son compatibles con tabletas y teléfonos inteligentes, lo que hace que el aprendizaje móvil sea una opción para los empleados.
  1. Infografías

Las infografías son similares a los libros electrónicos y otros contenidos descargables, pero tienen menos texto. Suelen utilizarse para mostrar visualizaciones de datos y resumir el contenido en puntos clave, lo que los convierte en un formato ideal para el aprendizaje de tamaño reducido. Pueden utilizarse para mostrar los pasos de un proceso relacionado con el trabajo o actuar como una lista de comprobación (como el ejemplo siguiente).

Una de las razones más convincentes para utilizar infografías en tu curso de microaprendizaje es que mejoran la retención de conocimientos, la inclusión de gráficos e imágenes mejorará el recuerdo de la mayoría de los alumnos. Además, las infografías proporcionan una visión general concisa sobre un tema para que los alumnos no tengan que leer párrafos de texto y extraer la información clave por sí mismos.

  1. Podcasts y webcasts

Existen tres tipos de aprendizaje principales: visual, kinestésico y auditivo.  El sistema auditivo significa que se retiene mejor la información cuando esta se transmite a través de conferencias y conversaciones. Por esta razón, incluir podcasts y webcasts en tus cursos de microaprendizaje es una idea estupenda.

Los podcasts pueden ser cortos o largos; pueden, ir al grano o debatir con más profundidad un concepto. Son una gran opción para cuando se quiere profundizar en un tema en lugar de limitarse a ofrecer información específica.

Al igual que los podcasts, los webcasts son emisiones en línea de contenidos de audio que suelen incluir también contenidos de vídeo. Una razón de peso para añadir los webcasts a tu estrategia de microaprendizaje es que cuando los alumnos participan en los webcasts en directo pueden hacer comentarios y preguntas al presentador. Esto permite la interactividad y fomenta el aprendizaje social a través del debate.

¿Listo para crear un curso de microaprendizaje? Invertir en software de creación de cursos

El software de autor eLearning ayuda a las empresas a crear y administrar programas de formación para empleados. Estas plataformas incluyen funciones como creadores de cursos y bibliotecas de plantillas que hacen que el diseño de tu propio contenido de microaprendizaje sea tan fácil como arrastrar y soltar.

¿Estás buscando software de microlearning? Consulta nuestro catálogo.

Este artículo puede referirse a productos, programas o servicios que no están disponibles en tu región, o que pueden estar restringidos según las leyes y regulaciones de tu país. Te sugerimos que consultes directamente con el proveedor de software para obtener información sobre la disponibilidad del producto y conformidad con las leyes locales.

Sobre la autora o el autor

Content Analyst, experto en tecnología. Actualmente especializado en investigación de tendencias de software B2B. Lo encuentras inmerso en datos y texto o dibujando un laberinto.

Content Analyst, experto en tecnología. Actualmente especializado en investigación de tendencias de software B2B. Lo encuentras inmerso en datos y texto o dibujando un laberinto.